"Nuestro fin es ayudar a los ejecutivos a disparar su propio conocimiento"
"Nuestro fin es ayudar a los ejecutivos a disparar su propio conocimiento"

Más de seis años lleva la consultora de origen argentino, Jordax Aprendizaje, utilizando propuestas innovadoras para formar y capacitar a ejecutivos comerciales. A través de herramientas interactivas y dinámicas concebidas para la formación en ventas, marketing, negociación y atención al cliente, la compañía enseña a los profesionales a especializarse en distintas áreas, mediante el uso de juegos de autoconocimiento y autoevaluación, que replican en un entorno pedagógico, las mismas características de contexto que el trabajo real.

Jordi Domenech, director de la compañía -que actualmente opera en países como Argentina, Chile y Uruguay- explica en esta entrevista con AméricaEconomía.com, cómo se gestionan y llevan a cabo los métodos de aprendizaje.

-¿Cuál es el objetivo de Jordax Aprendizaje?
Ayudar a los directivos a que ejecuten y no a que administren. Nos gusta generar entornos y escenarios reales, pero simulados, donde ponemos al ejecutivo en una situación análoga o parecida a la que él se puede encontrar en su propia industria, pero con altura de miras y mayor capacidad de visión. Trabajamos en ayudar al ejecutivo no a que sepa tomar decisiones, sino a que se atreva a tomarlas y en este mundo de emprendedores, donde hay tantos que están haciendo las cosas más rápido y a veces mejor que las organizaciones grandes, nos damos cuenta que los ejecutivos se dedican más bien a administrar las mismas cosas, que a buscar nuevos resultados de formas distintas.

-¿Cómo es la metodología de enseñanza?
Nuestro sistema siempre es muy interactivo y participativo porque entendemos que las personas con las que trabajamos ya tienen muchos conocimientos y son quienes hacen funcionar las empresas. Entonces, siempre desde un marco de respeto a lo que ellos ya saben, intentamos sacarles las mejores prácticas y nos ubicamos más bien como facilitadores o conductores de opinión y no como maestros. No somos profesores que damos clases, sino profesionales que ayudamos a un adulto a disparar su propio conocimiento y a que se tome confianza, sobre todo en un entorno muy motivador. No están con nosotros para que les digamos qué hacen mal, sino para que los motivemos a hacer mejor lo que ya saben. En general, no pretendemos gustar ni llegar a un acuerdo amable con los asistentes, sino cumplir el objetivo que la empresa nos ha trasmitido: que las personas aprendan a hacer algo de una forma distinta.

¿Qué herramientas utilizan para capacitar a los ejecutivos?
En la actualidad trabajamos lo que se conoce como blend learning, es decir, la mezcla de entrenamiento presencial junto con herramientas a distancia. Tanto los productos presenciales como los e-learning se caracterizan por ser realmente dinámicos, donde el asistente se la pasa haciendo cosas y actuando para pasar del conocimiento abstracto a la acción. En nuestros programas cualquiera de los asistentes practica, de dos a cuatro veces, las habilidades que la empresa ha querido que les transmitamos para que obtengan resultados. Y cuando las empresas así lo requieren, además de hacer capacitación presencial, lo que hacemos es involucrarnos mucho con ellos en la operación, desde la consultoría o el análisis de la información, hasta poniéndonos como consultores o mentores para ayudarlos en su gestión. Todo este contexto de aprendizaje hace que esto sea divertido en el mejor de los sentidos. No sólo no me aburro, sino que aprendo, me atrevo y salgo del entrenamiento creyendo que puedo.

-¿Por qué optaron por especializarse en el área comercial?
Los que trabajamos en Jordax lo hacemos contentos y felices, somos extrovertidos y nos gusta trabajar en el mundo de las ventas donde la iniciativa y creatividad tiene mucho más valor que en otras áreas, donde los procesos a veces son mucho más severos. Y como también nos gusta la tecnología, empezamos a ver el inicio de una serie de herramientas que ayudan enormemente a las estrategia de ventas o a los planes comerciales. A partir de ahí hemos estado pegados a la tecnología y este año lanzamos los juegos interactivos, tanto para ventas, como para desarrollar negociación o trabajo en equipo. No es el típico programa de e-learning donde lees un manual y al final tienes que responder un test, sino que son circuitos donde, bajo la apariencia del juego, el que está en la máquina lo que hace es aprender.

-¿Cuánto tiempo dura la capacitación que entregan?
Eso depende de los objetivos que el ejecutivo quiera cumplir y de lo que las empresas pretenden alcanzar con nuestra ayuda. La formación o el aprendizaje es una tarea que no termina nunca, por eso tenemos muy presente que quien nos contrata, en general, es una empresa que pretende que pasen cosas distintas a las que se están haciendo. En base a eso que nos pide la empresa, es el modelo o la duración del programa que llevamos a cabo. También tiene que ver con la cantidad de personas que estén involucradas en el proyecto e incluso las diferentes áreas. No es lo mismo una formación sólo para gerentes de ventas que una para diferentes gerencias de una compañía, donde la integración o el trabajo en equipo requiere de tiempos distintos.

-¿Son económicamente accesibles las capacitaciones de Jordax?
Hemos desarrollado nuestros productos a precios pymes, es decir, lo que costaría 50, nosotros lo tenemos a 15. No estamos orientados a las grandes empresas, puesto que todas ellas ya tienen sus propias plataformas. Por eso nos dirigimos a las pymes, que son el principal mercado que no ha podido acceder a estas herramientas tecnológicas, primero, por lo costosa que eran y segundo por la confusión, porque una pyme no se puede permitir tener un especialista. Pero hemos podido estandarizar, sin caer en la copia, y ofrecer todas estas alternativas.

Desde: MBA América Economía.com

Artículo original: “Nuestro fin es ayudar a los ejecutivos a disparar su propio conocimiento”

Fuente: NoticiasMBA

https://guiadeposgrados.wordpress.com/

Notas relacionadas:

Doctorado en Economía en la Universidad de Chile

Familia, trabajo y máster: un trío para malabaristas

Estudiar y trabajar sin morir en el intento

Becas para mexicanos en Italia

Elige muy bien tu posgrado