Una maestría en Negocios puede ayudar a un pequeño negocio a organizarse y crecer con sentido; Casa Madero es una muestra de lo que un miembro puede aportar al negocio al estudiar este posgrado.

Por: Ivonne Vargas
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión.com) — Alrededor de 91% de las empresas en México son familiares -en los micro negocios el 100% opera bajo ese modelo- mientras que en las compañías grandes esa cifra es de un 30%, refiere un estudio de ProfitConsulting.

“En un negocio de este tipo, la persona tiene que ponerse tres cachuchas: primero es miembro de la familia, luego empleado y en tercer lugar ocupa un cargo específico, por ejemplo el de dueño. Para salir adelante con esos tres papeles, ayuda -en buena medida- contar con conocimientos como el que da una Maestría en Negocios (MBA), pues a través de materias, casos de estudio e intercambio con otros empresarios, el profesionista aprende a ser más analítico, a planear con base en información diversa y así tomar mejores decisiones”, dijo el director general de esa consultora, Miguel Ramírez Barber. Estas empresas operan bajo la mentalidad de su creador por lo general, y cuando llega otro integrante con nueva capacitación ayuda a que la organización desarrolle estrategias y plantee cambios en el modelo de negocios o de producción, los cuales le permitan aumentar su rentabilidad.

Por muchos años el enfoque del MBA fue preparar a las personas orientándolas a los grandes corporativos. Pero las empresas sufren actualmente en el tema de generar empleos, y las que han sabido conservarlos han sido las pequeñas y medianas (Pymes). Instituciones como la Universidad Anáhuac del Norte decidieron dar un fuerte impulso a los contenidos relacionados con organizaciones familiares y emprendimientos, en la reestructuración de su Maestría de Negocios, explicó el director del programa, Juan Carlos Ángulo.

¿Qué le aporta a una organización familiar contar con un profesionista con esta maestría? El director del Centro Internacional de Empresas Familiares (CIEF) de la EGADE (la escuela de negocios del Tec de Monterrey) zona centro, campus estado de México, describió en un escenario cómo se encuentra el negocio previo a la llegada de este profesionista y cómo se transforma con sus conocimientos:

Antes

  • El director vive la encrucijada de tener que desempeñar varios papeles.
  • La visión se limita a los alcances de una persona, generalmente el fundador.
  • Se carece de una definición exacta de los roles que debe cumplir cada integrante.
  • La mayoría no tiene definido el tema de relevo generacional. ¿Qué sucede si el director muere?
  • Se desconocen las herramientas para hacer la sucesión de patrimonio.
  • Es común que retarden los cambios en su modelo de negocio por no contar con el respaldo de algunos integrantes de la familia.

Después.

  • En algunos casos se impulsa la creación de un consejo de administración con miembros independientes.
  • Se formaliza la organización de funciones y puestos, respondiendo a preguntas cómo ¿contratar o no o más parientes? y ¿bajo qué salarios?
  • Aparecen propuestas para desarrollar nuevos mercados, a través de diferentes unidades que complementen el desarrollo del giro original. O se realizan cambios en algún área del modelo de negocio para aumentar la productividad, mejorar la entrega del servicio o producto, tener mayor contacto con los clientes.
  • Se crea un plan de sucesión para preparar a nuevas generaciones.

Para muestra un emprendedor

Brandon Milmo, director de operación de la legendaria vinícola Casa Madero, tomó la iniciativa de ‘formalizar’ las políticas que regulan la relación entre la familia y su negocio, considerando los principios adquiridos en su MBA, en la Kellogg School of Management. “Todos hacíamos de todo y era un relajo”, comentó el entrevistado.

El directivo echó mano de varios conceptos que adquirió en el programa como el STP marketing strategy, un sistema que se desarrolla que ayuda a entender tres actividades: segmentar el mercado, enfocarte en un área y posicionar la presencia de la empresa.

En su caso, Milmo evaluó junto con su padre el mercado en el que estaban insertos y decidieron disminuir la inversión en destilados como el whisky, y fortalecer su presencia en vinos premium, que pudieran colocar a un mejor precio. A partir de esa medida, aplicada desde 2004, sus ventas se triplicaron. Además, desde ese año y hasta la fecha han creado más de 100 plazas, principalmente, en su área agrícola y comercial, pues busca, entre otros planes, mejorar la condición de sus viñedos (ubicados en el Valle de Parras, Coahuila).

Artículo original: Un MBA para tu empresa familiar

Fuente: CNNexpansion.com

Visto en: http://mbaexecutive.wordpress.com/

https://guiadeposgrados.wordpress.com/

Notas relacionadas:

EMBA-Global Asia para potenciales directores

Alianza educativa empresarial entre Xochitla y la UIA

Cómo ingresar al posgrado que desea

MBA’s online permiten mayor intercambio

Cómo financiar un MBA

MBA del IPADE entre los mejores del mundo