Cómo evaluar el retorno de la inversión de un MBA
Cómo evaluar el retorno de la inversión de un MBA

Al postular a un posgrado, un factor importante a considerar es el retorno de dinero invertido en un proyecto tan importante como un MBA.

Antes de elegir un posgrado y una escuela de negocios, una de las consideraciones básicas que se deben tomar en cuenta es la tasa de Retorno de la Inversión, o ROI por sus siglas en inglés.

Según datos de GMAC Alumni Perspectives Survey, en promedio los graduados de escuelas de negocios del 2008 registraron un aumento del 39% de su sueldo, en comparación su salario anterior al posgrado. Pero la tasa varía de caso a caso, y es mejor que se plantee claramente cuáles son sus expectativas.

No por eso se deben dejar de lado otros aspectos claves en la elección de un programa, tales como las habilidades, los valores y los intereses personales, y cómo se complemente con el posgrado que quieres tomar.

Una vez que tiene en la mira un MBA en particular, el siguiente paso es calcular los costos. Aunque muchos estudiantes reciben ayuda financiera, un MBA no deja de ser una inversión importante, y no solo dinero. Por ejemplo, en Estados Unidos, un estudio del Departamento de Educación arrojó que un 75% de los estudiantes de MBA en general y un 61% de los MBA a tiempo completo trabajan más de 35 horas a la semana.

Calcular los costos

Los principales costos fijos al emprender un MBA son la matrícula, las cuotas, los textos y otros materiales de estudios, además de los gastos domésticos. También debe considerar el monto de la posible ayuda financiera, incluidos los préstamos y las becas.

  • Los préstamos totales, amortizados en distintos términos de pago.
  • Los costos del traslado
  • Los gastos domésticos (arriendo, alimentación, cuentas, transporte, etc.)
  • La pérdida de ingresos por dejar de trabajar.

Costos secundarios

Tendrá que pagar gastos extras durante el proceso de búsqueda y admisión, y también para encontrar trabajo luego del curso. Son gastos que se suman al total, por lo que trata de limitar la cantidad de alternativas a las que va a postular. Dentro de estos, debe considerar:

  • Gastos de las pruebas y material para la preparación de los exámenes de admisión.
  • Las cuotas de admisión (que en Estados Unidos van de US$40 a US$200), incluyendo los gastos de envío.
  • Llamadas por teléfono.
  • Reuniones de networking
  • Viajes a eventos de reclutamiento, entrevistas y visitas de campus

La balanza

Para llegar al retorno de inversión, debe comparar los costos totales con el aumento de sueldo que puede alcanzar y las oportunidades de trabajo que se abren con el MBA. No deje de tomar en cuenta los beneficios menos tangibles, pero igual de importantes, como el aprendizaje y entrenamiento en habilidades gerenciales, una mejor capacitación para enfrentar el trabajo, el valioso networking que logra dentro de una escuela, además del crecimiento personal.

Por último, compare el resultado de esta operación con tus metas específicas. ¿Se complementan?, ¿se potencian?, ¿o más bien apuntan a objetivos distintos? En todo caso, en la mayoría de los casos un MBA termina siendo una inversión inteligente para el futuro.

Fuente: MBA.com

Fuente: www.altonivel.com.mx

https://guiadeposgrados.wordpress.com/

Notas relacionadas:

Elija la mejor especialización en un MBA

¿Quiénes postulan a un MBA?